viernes, 16 de enero de 2015

Detracciones del IGV por servicios de alimentación

Columna “Derecho & Empresa”

DETRACCIONES Y PROVISION DE ALIMENTOS POR RESTAURANTES

Daniel Montes Delgado (*)

Desde hace un tiempo, el Anexo 3 del Reglamento de Detracciones del Impuesto General a las Ventas señala que estos pagos adelantados del impuesto deben aplicarse a la generalidad de los servicios (con algunas reglas especiales para cierta clase de servicios), pero al mismo tiempo excluye de la definición de los “demás servicios” sujetos al sistema al “expendio de alimentos en establecimientos abiertos al público”. Esos establecimientos abiertos al público comprenden lo que conocemos como restaurantes, cafeterías, sandwicherías y demás locales parecidos.

Eso, por supuesto, comprende a la alimentación que se sirve dentro del restaurante, sin ninguna duda. Pero, ha surgido un motivo de preocupación acerca de los alcances de esta exclusión, a propósito de algunos casos recientes en que los auditores de SUNAT han sostenido que esa exclusión no se aplica cuando el restaurante u otro establecimiento vende comida para llevar o cuando la traslada a pedido del cliente hasta su local o centro de trabajo. Si eso fuera cierto, en el caso que una empresa compre comida para llevar a fin de entregarla a sus trabajadores que están realizando labores en su centro de trabajo o destacados en algún otro lugar, y esa compra fuera por más de S/. 700.=, tendría que aplicar la detracción. Y lo mismo si pidiera la comida por “delivery” con el mismo fin y por la misma suma.

Eso podría explicar por qué algunos locales de comida por delivery no solo dan ese servicio, sino que tienen aunque sea un par de mesas en su local, de modo que se puedan considerar como establecimientos abiertos al público, lo cual los libra de la detracción.

Pero, volviendo al asunto de la comida para llevar y el delivery para el caso de restaurantes propiamente dichos, nos parece que la exclusión los alcanza claramente. Y es que la definición de “expendio” equivale a venta (al menos según el diccionario de la real Academia, porque no hay una definición legal de ese término), por lo que lo único importante es que el restaurante venda los alimentos, no importa si es para llevar o si los traslada al lugar que el cliente se lo pida. El caso es que ese expendio o venta constituye la esencia del servicio, tratándose de alimentos preparados. De modo que en estos casos, no debe haber detracción.

La expresión “establecimientos abiertos al público” alude a las características del local en el cual el contribuyente presta el servicio, pero no así a las características de la prestación de ese servicio. Entonces, cuando el auditor de SUNAT interpreta que la entrega de los alimentos preparados por parte del restaurante debe realizarse dentro del establecimiento abierto al público, está yendo más allá de lo que se puede entender a partir de la redacción de la norma.

(*) Abogado PUCP, MBA Centrum Católica. Montes Delgado – Abogados SAC.

5 comentarios:

  1. Si tengo una factura por almuerzo que se dio en un evento esta afecta a detraccion?

    ResponderEliminar
  2. Estimados, ¿Por qué los locales de comida por delivery están afectos a una detracción, pero establecimientos abiertos al público en el rubro de restaurantes quedan sin efecto?.
    Saludos.

    ResponderEliminar